Asesoría Comercial

Las compañías de hoy en día se enfrentan más que nunca al reto de asimilar fuertes y continuos cambios, no sólo del entorno, sino también sociales, medios tecnológicos, nuevas regularizaciones y legislaciones, recursos de capital... Es necesario, pues, tomar decisiones dentro del ámbito empresarial para poder adaptarse a este cambiante y complejo mundo de los negocios. Este proceso recibe la denominación de dirección estratégica, que podemos definirla como el arte y la ciencia de poner en práctica y desarrollar todos los potenciales de una empresa, que le aseguren una supervivencia a largo plazo y a ser posible beneficiosa.

Muchas empresas no tienen todavía claramente definida esta área y consideran que realizando tan sólo una campaña de publicidad para alcanzar los objetivos anuales ya están actuando con una estrategia comercial seria. Lo que realmente están haciendo es trabajar con una herramienta del marketing operativo, válida, eso sí, pero sin haberse detenido en reflexionar sobre los valores que la harán diferenciarse de la competencia. En resumen, necesitan de una empresa que les clarifique la estrategia comercial, basada en la experiencia y el conocimiento del mercado local y regional, todo ello para que su empresa pueda no sólo sobrevivir en su mercado sino posicionarse en un lugar preferencial. Para ello, las variables que deberá considerar en su plan estratégico son, entre otras:

  • Segmentación de los mercados.
  • Selección de mercados.
  • Análisis de la competencia.
  • Análisis del entorno.
  • Auditoría de marketing.
  • Posicionamiento de valor.